mitos vino blanco, vino blanco

Mitos y certezas sobre el vino blanco

¿Eres de los que solo acompañan el vino blanco con pescado y solo te gusta bien frío? Pues podrías llevar toda tu vida equivocándote. Aunque se crea que el vino blanco es un vino más fresco y con menos cuerpo, existen vinos blancos equiparables a vinos tintos en fuerza y sabor. En este artículo te hablamos de algunos mitos asociados a él.

Color y temperatura

El primer mito asociado al vino blanco es su color, ya que no es blanco, sino que suele ser más amarillo o anaranjado. Esto se debe a que no se elabora únicamente con uvas blancas, muchos vinos blancos cuentan con un porcentaje de uvas puramente tintas, y a su proceso de maceración.

Por otro lado, no todos los vinos blancos tienen que servirse muy fríos, porque podríamos estropear sus cualidades. Hay blancos muy jóvenes y con mucha acidez que pueden servirse muy fríos, pero otros necesitan una temperatura próxima a los 12 grados para no perder cualidades aromáticas.

Acompañamientos del vino blanco

Las combinaciones de vino y gastronomía son subjetivas, por lo tanto, el vino blanco no solo es perfecto para los pescados sino también para platos más contundentes de carne, o incluso con quesos cremosos. Más allá de gustos personales, maridajes diferentes pueden crear contrastes culinarios muy interesantes.

Vejez y variedades

Muchos también piensan que los vinos blancos son solo jóvenes pero, realmente, hay también buenos blancos con crianza e incluso reserva. Numerosas referencias han demostrado que el paso por barrica puede conferir al vino blanco una cremosidad y textura excepcional. No podemos olvidarnos tampoco de que son vinos con cuerpo, ya que esto depende del tipo de uva.

Otro mito del vino blanco es que no existen variedades del mismo. Contrariamente a lo que podamos pensar, existe una gran variedad de vinos blancos, en función de la variedad de la uva escogida para elaborarlo. Cada tipo aporta puntos muy diferentes y no tienen ningún tipo de relación de sabor y/o textura entre ellos.

Tras leer este post esperamos que no vuelvas a cometer el error de asociar el vino blanco con ciertos platos o costumbres. Déjate aconsejar por profesionales y marida tus reuniones este verano con el vino que tú quieras, experimenta y disfruta de los resultados.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies