champagne claves, distribución de bebidas

Champagne: Claves para convertirte en un maestro

El champagne es el primer vino espumoso del mundo, y el símbolo francés por excelencia. Se elabora con uva cultivada en suelo calizo formado por sedimentos marinos y bajo temperaturas extremas. Esta combinación de suelo, clima y hombre, constituye el denominado terroir de Champagne. De los siete tipos de uvas con los que se produce esta bebida, tres son las predominantes: uva Pinot Noir, uva Chardonnay y la uva Meunier. Si eres aficionado al champagne quédate con nosotros y descubre las claves para convertirte en un experto.

Cinco claves para ser un experto en champagne

Temperatura

La temperatura a la que se sirve el champagne es fundamental para brindar un sabor, estructura y aroma adecuados. Esta debe oscilar entre los y los 10º C. Una temperatura más baja puede alterar el aroma y reducir la capacidad de las papilas gustativas. Por su parte, una temperatura más elevada produce exceso de espuma y puede ocultar sus aromas.

Descorchado

La clave fundamental para descorchar el champagne es la discreción, como símbolo de elegancia. Lo primero que debes hacer es voltear la botella con suavidad boca abajo para crear una temperatura uniforme. Seguidamente, sostienes la botella por el cuerpo, nunca por el cuello, para retirar la cobertura. Una vez hecho esto, solo queda aflojar la jaula de alambre y liberar el corcho.

Copa

Las copas de vino blanco son una buena opción para degustar el champagne, ya que permiten capturar perfectamente su sabor. En el caso de las copas con forma de tulipán, cuentan con espacio suficiente para permitir una completa efervescencia de esta bebida además de concentrar los sabores.

A la hora de servirlo, el protocolo establece que debe hacerse en dos fases. La cantidad inicial inclinando la copa ligeramente y haces una pausa. Una vez la espuma haya asentado, se vierte una segunda vez hasta llenar dos tercios de la copa.

Conservación

Para mantener una conservación adecuada del champagne lo mejor es guardarlo en un lugar fresco y con poca luz. Si se almacena en la nevera corres el riesgo de que la falta de humedad reseque el corcho y el sellado de la botella disminuya, lo que provocará que su contenido se oxide.

Maridaje

Aunque estamos acostumbrados a recurrir al champagne para ocasiones especiales, cada vez va decayendo más esta práctica. Nuestra recomendación es disfrutar de esta bebida cuando y como más te guste. Como bien dijo Napoleón: “En la victoria te lo mereces y en la derrota lo necesitas”.

Etiquetas:
,
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies